Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Es infinito el contenido que consumimos cada día entre anuncios, televisión y mil inputs más sobre la importancia de hacer todo lo posible por mantener una piel y cuerpo jóvenes. Y aunque los tratamientos que nos proponen también pueden ser muy efectivos, existen muchos ingredientes o alimentos que nos pueden ayudar a retrasar el envejecimiento de la piel, es decir, ingredientes o alimentos antiedad.

El envejecimiento se debe a que nuestro cuerpo va perdiendo colágeno a lo largo de los años, además de la elastina, y es en este momento cuando las arrugas empiezan a verse más. Pero los años no son la única causa del envejecimiento, también lo son claramente algunos malos hábitos. ¿Sabías que el 80% del envejecimiento prematuro de la piel se debe al exceso de sol? Por eso es esencial que protejas muy bien tu piel de sus rayos, y siempre que sepas que pasarás muchas horas expuesta lleves encima un buen protector solar. Primer consejo imprescindible.

Llevar una dieta equilibrada es otro de los puntos que parecen obvios pero que afectan mucho a la juventud de nuestra piel. A parte de comer mucho verde, es importante beber siempre agua y estar bien hidratadas.

Algunos de los ingredientes antiedad que puedes incorporar en tu dieta son los siguientes:

Algunos básicos para el tratamiento antiedad

La cúrcuma. Es una especia intensa y deliciosa que da mucho sabor a cualquier receta, y se ha usado desde hace siglos por sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias. Así que puedes usarla tanto como especia en tu dieta o también para hacerte una mascarilla hidratante y antiedad. Las zanahorias son una verdura muy rica en betacaroteno, un antioxidante muy interesante que puedes usar también como mascarilla, aunque siempre que tengas ganas de picar algo, comerte una zanahoria será lo mejor que puedes hacer.

La miel sirve casi para todo, es uno de los ingredientes básicos para la antiedad, ya que no sólo hidrata tu piel, también ayuda a mantener su humedad, y así también mantener la elasticidad. Así que una mascarilla hidratante siempre puede llevar un poco de miel para conseguir esta humedad, aunque también puede ayudar a reducir las manchas de la piel y a limpiar los poros.

El ginseng es una hierba medicinal que también hace siglos que se utiliza, sobretodo en la medicina asiática tradicional. Su consumo ayuda a una mejor circulación y a reducir el estrés, cosa que ayuda a tener una piel más elástica. El aceite de almendras es otro clásico antiedad, con sus propiedades hidratantes y vitaminas ayudarán a que tu piel esté bien nutrida (también te puede servir como desmaquillante).

¿Qué no puede prevenir y mejorar el aloe vera? Parece que combatir las arrugas no es una excepción, así que el aloe puede ser otro ingrediente clave para tu mascarilla perfecta.

A parte de ser un regenerador natural, no olvides que contiene mucha agua, lo que ayudará a la humedad y por lo tanto a la elasticidad de nuestra querida piel. Algo parecido sucede con el aguacate, muy rico en vitamina E , hidratante y regenerador, aunque en este caso, a parte de usarlo para hidratar tu piel también lo puedes consumir en infinidad de recetas (ensalada, para hacer un buen pesto, zumo…).

La clara de huevo es otra opción que puedes usar como antiedad, aplicándola directamente en tu piel y dejándola actuar durante 20 minutos más o menos. Y cómo no, no podíamos dejarnos el ingrediente antiedad que más vemos en el uso de mascarillas: el pepino. No sólo lo puedes usar en rodajas como se acostumbra a ver en las fotos de revistas de cosmética y belleza, también se puede triturar y añadirlo a tu crema/mascarilla.

VER PRODUCTOS ANTIEDAD