Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¿Relacionas los tratamientos para blanquear tus dientes exclusivamente con productos químicos y artificiales? Lo cierto es que con remedios e ingredientes caseros y naturales se puede llegar a un resultado no sólo igual de efectivo, también mucho más saludable y barato, sin duda alguna.

El aceite de coco es un ingrediente mágico para multitud de funciones, y también es un producto natural muy potente para blanquear los  dientes, y al mismo tiempo es suave y agradable, elimina las bacterias que causan que tus dientes tengan un tono amarillo. También sanea las encías y ayuda a tener un aliento fresco. Lo más importante con este aceite es saber aplicarlo. Debes coger una pequeña cucharada de aceite de coco e introducirlo dentro de tu boca con o sin el cepillo hasta que se temple y te puedas empezar a cepillar, como mínimo durante 10 o 15 minutos. Cuando hayas terminado lo puedes escupir y luego cepillarte con una pasta normal o simplemente con agua.

El vinagre de manzana también nos ayuda a blanquear nuestra sonrisa, aunque puede ser abrasivo y tenemos que ir con cuidado, una vez aplicado, es importante que te enjuagues bien la boca con agua o incluso lavártelos con pasta normal.

Otro método de blanqueamiento es la piel de plátano, que aunque parezca un poco raro, puede ser muy eficaz si la frotamos sobre los dientes durante unos minutos, esperamos a que haga efecto y luego aplicamos una pasta dentífrica normal. La cáscara de plátano contiene potasio, magnesio y otras propiedades que ayudan a blanquear los dientes.

Pero el plátano no es la única fruta blanqueante, las fresas también nos pueden ser muy útiles, tanto si las comemos como si hacemos una pasta suave de fresas, triturándolas y aplicándolo como si fuera una pasta dentrífica. Contienen ácido málico, elemento que muchas pastas ya contienen, pero también tienen mucha fibra, lo cual ayuda a limpiar de forma natural nuestra boca.

Más alimentos saludables para tu boca que son un limpiador natural: zanahorias crudas. Esta verdura ayuda a mantener el equilibrio ácido-alcalino de nuestros dientes y a blanquearlos. Pero la manzana y el apio también son agentes blanqueadores muy potentes, ricos en vitamina C, y ayudan a prevenir enfermedades de las encías y la gingivitis.

Existen todavía muchos más remedios blanqueadores. Si tienes sarro habitualmente puedes usar un poco de jabón sin perfume y primero limpiarte los dientes con éste. Unas hojas de laurel mezcladas con un poco de piel de naranja también pueden ser una combinación blanqueante. El Bicarbonato Sódico con su multitud de aplicaciones también puede ser una solución, así como el Aloe vera o añadir al método que mejor te vaya unas gotitas de aceite esencial de árbol del té (desinfectante natural muy potente). Puedes mezclar un poco de sal con el bicarbonato de sódico y aplicarlo suavemente.

El calcio puede asegurar unos dientes y encías más sanos, pero no hace falta que lo apliques directamente, con consumir alimentos que tengan un alto valor en calcio ya tendrás bastante. Otro truco es usar una pajita cuando quieras beber determinantes bebidas que pueden manchar tus dientes como el té negro o el café, así evitas el contacto directo.

Usar unas hojas de Salvia ayudará a eliminar manchas y sobretodo hará que tu aliento sea el más fresco de todos. Comer espinacas crudas limpiará tus dientes de forma natural y por encima de todo, no olvides beber mucha agua, especialmente después de comer. Si tu objetivo es tener unos dientes más blancos, es interesante evitar tratamientos agresivos y buscar un poco qué ingredientes y alimentos saludables podemos conseguir para remediarlo.

VER PRODUCTOS BLANQUEAMIENTO DENTAL